MAQUINARIA Y APLICACIONES _ 14 / 06 / 2017

Tres desafíos para la codificación de envases hortofrutícolas (y cómo solucionarlos)

Categorías: Automatización - Trébol Group


Tres desafíos para la codificación de envases hortofrutícolas (y cómo solucionarlos)Durante la última década, los productores de frutas y hortalizas han tenido que adaptarse a las cada vez más exigentes demandas de trazabilidad de las cadenas de distribución.
 
Tradicionalmente, la codificación de envases hortofrutícolas se ha centrado en la impresión de fechas de caducidad y lotes, aunque hoy en día se va más allá de la trazabilidad, siendo habitual imprimir información nutricional, listados de ingredientes, orígenes o calibres.

En un sector que habitualmente trabaja por temporadas y con productos muy variados, la codificación de vegetales frescos se enfrenta a tres retos principales:
 
1. Paradas prolongadas que provocan fallos en las codificadoras
Es habitual que las codificadoras se encuentren fuera de funcionamiento entre temporadas de cosecha y cuando vuelven a ser necesarias, su puesta en marcha sea complicada.
Por ello, es importante contar con un codificador que soporte bien las paradas prolongadas. En estos casos, la elección de la tecnología de impresión adecuada es la clave. Los codificadores por transferencia térmica son la solución ideal gracias a su robustez, fácil uso y puesta en marcha muy sencilla.

La Serie XL de Allen Coding está especialmente diseñada para soportar paradas de larga duración, volviendo a estar listar para imprimir con sólo apretar un botón. Destacan además por su construcción robusta, idónea para trabajar en entornos industriales.
 

 
Diseñadas para la impresión de fechas de caducidad, lotes o códigos de barras sobre film, son la solución más habitual para el marcaje de bolsas o bandejas retractiladas de frutas y verduras.
Su tamaño extra compacto permite su fácil instalación en líneas de producción ya existentes como envasadoras verticales, flowpack o termoformadoras.
 
2. Cambios frecuentes de información a imprimir
En el sector agrario es habitual la utilización de envases preimpresos con información sobre el origen o calibre del producto.
El problema surge cuando la cosecha termina y los envases no se han agotado, ya que en las próximas campañas esta información suele ser diferente, por lo que hay que desechar el stock sobrante y volver a preimprimir envases.
La solución es contar con un codificador que realice la personalización integral del producto, pudiendo así usar envases totalmente anónimos. Con esto se consigue ahorrar dinero y una gestión mucho más sencilla del stock.
Según Trebol Group, los codificadores de transferencia térmica de Allen Coding cuentan con el área de impresión más grande del mercado, permitiendo codificar toda la información necesaria: descripciones, categorías, orígenes, calibres, códigos o listados de ingredientes (incluso en varios idiomas).
Además, están diseñados para que el cambio de mensajes sea extremadamente seguro, a prueba de errores. Gracias a su interfaz muy intuitiva, los operarios de producción pueden modificar los mensajes de forma muy sencilla, por lo que tener multitud de mensajes diferentes a imprimir ya no crea inseguridad frente a errores.


 
3. Etiquetado de productos irregulares o delicados
Los formatos de envasado de frutas y verduras están cambiando en los últimos años debido a la importancia de un packaging atractivo para el consumidor.

Por ello, cada vez es más habitual pasar del codificado de bolsa a la aplicación de etiquetas serigrafiadas sobre bolsas o bandejas.
En estos casos, el reto es etiquetar productos irregulares o delicados (como bandejas de fresas) sin que el producto salga dañado.

Las etiquetadoras de Allen Coding destacan por contar con la gama más amplia de aplicadores con un exclusivo sensor de proximidad, que aseguran una aplicación suave y precisa sea cual sea la forma del envase.

Además, al ser las únicas etiquetadoras totalmente eléctricas del mercado, utilizan hasta un 80% menos de fuerza que los equipos tradicionales, por lo que su movimiento está muy controlado.
Allen Coding dispone de una amplia gama de etiquetadoras industriales: desde las más sencillas, perfectas para la aplicación de etiquetas preimpresas, hasta modelos que integran impresoras para la codificación de lotes, textos y fechas.



Las codificadoras y etiquetadoras de Allen Coding especiales para el sector hortofrutícola ya están disponible en el mercado a través de su distribuidor oficial en España, Trebol Group.

Más información:
http://www.trebolgroup.com/sectores-industriales/alimentacion/codificadora-fruta-verdura/