MAQUINARIA Y APLICACIONES _ 21 / 12 / 2017

¿Listo para la “revolución de los snacks”?

Categorías: Envase flexible - Bosch Packaging Systems AG


¿Listo para la “revolución de los snacks”? Bosch ofrece una flexibilidad sin precedente en la configuración del apilado en los paquetes de galletas.
 
Kelly Meer
 
Los consumidores modernos suelen picar algo y comer sobre la marcha, por lo que el concepto de ‘tres comidas al día’ está desapareciendo. Aunque se trata de una tendencia muy evidente entre los jóvenes nacidos en este milenio, otros grupos de edades disfrutan de la comodidad que supone tener la comida lista y comer varias veces al día. Según el informe Global Food and DrinkTrends de Mintel de 2017, la demanda de comida y bebida para tomar sobre la marcha aumentó en un 54% en todo el mundo durante 2016 y, asimismo, se espera que esta tendencia continúe en los próximos años (1).

No obstante, la inestable situación política que atraviesan determinadas regiones ha provocado una recesión económica que se traduce en una ralentización del consumo de productos envasados (2). Probablemente, los alimentos que sufran mayor impacto serán los que se consumen de manera impulsiva, como galletas y los chocolates, ya que los consumidores los cambiarán por alternativas más baratas (3). Una forma de ahorrar para los consumidores es adquiriendo paquetes de aperitivos de uso individual. Ya sea una barrita de cereales entre el desayuno y la comida, un snack para ver una película en familia, o un capricho a media tarde, los productos deben presentarse con este formato.
Las galletas saladas y dulces siguen siendo un aperitivo importante en todo el mundo. Tras décadas de experiencia en el sector, Bosch PackagingTechnology continúa innovando y se anticipa a las necesidades tecnológicas para satisfacer los gustos cambiantes de los consumidores. Una de las principales preguntas de los clientes es: “¿Cómo pueden ajustarse los fabricantes de galletas a los distintos formatos sin gastar demasiado dinero?”

Trabajando en estrecha colaboración con los productores de galletas y esforzándose por ofrecer envases individuales, pequeños y de tamaño familiar (4), Bosch ha mejorado sus máquinas empaquetadoras ofreciendo una mayor flexibilidad sin precedentes en los formatos para paquetes apilados. La empresa se concentró en tres áreas principales:

1. Flexibilidad sin precedentes
Antes, los equipos de envasado limitaban las opciones de configuración de los paquetes.
El número de galletas por pila dependía del número de depósitos de extracción o de un múltiplo del mismo. Los últimos avances de Bosch ofrecen una flexibilidad excepcional en cuanto a formatos en el alimentador de depósito, que es independiente del suministro entrante. Por ejemplo, el cargador de pilas inteligente (SLP) permite extraer un número variable de productos de cada depósito, lo que ofrece a los fabricantes la posibilidad de seleccionar un número de pilas ideal para sus consumidores, que es independiente del número de carriles entrantes (flexibilidad en los carriles). El resultado es que los productores pueden utilizar menos depósitos, ahorrar espacio de producción y conseguir la misma cantidad de galletas por paquete, como se puede ver en el gráfico.
 

 
2. El redimensionamiento es la clave
Para satisfacer las demandas de consumo en constante cambio de los consumidores, los productores de galletas necesitan tener flexibilidad en cuanto al número de galletas que se incluyen en un paquete. Según Euromonitor, en cuanto a embalaje, los envases de aperitivos más pequeños son los que más han aumentado en los últimos años, y, además, está previsto que esta tendencia continúe (4). Dicha tendencia está impulsada por el crecimiento del sector de aperitivos, el control de las porciones y la concienciación que tienen los clientes sobre la ingesta de azúcar. Otro factor determinante es la asequibilidad, sobre todo en las economías en desarrollo.
Además de las promociones frecuentes y las fluctuaciones estacionales, la capacidad de cambiar fácilmente el número de productos por paquete puede influir de manera positiva en el nivel de beneficios. Para que el redimensionamiento se realice sin esfuerzo, las modernas soluciones de embalaje del mercado permiten fabricar paquetes con entre 1 y 28 galletas agrupadas en 1 y 4 pilas en el mismo sistema.
 

Flexibilidad de galletas por paquete.
 

3. Flexibilidad dinámica
Aunque la fabricación avanza hacia la Industria 4.0, donde las máquinas podrán ‘hablar’ entre sí y ajustar la producción según corresponda, las tecnologías de antigua generación todavía requieren la intervención manual para garantizar un flujo de producción continuo. Un ejemplo es el suministro de galletas a los depósitos de extracción. Si se acaban los productos de un canal vibratorio, toda la producción se detiene o se crean pilas incompletas de galletas. Con frecuencia, es necesario un número considerable de empleados para cambiar manualmente el suministro de un carril a otro para equilibrar el flujo de productos.
Las tecnologías modernas, por el contrario, ofrecen una ponderación automática de los carriles para compensar las variaciones en el suministro del producto. Por ejemplo, si hay un problema en el horno, puede que algunos carriles se queden sin producto o contengan lotes de galletas quemadas. Ahora, los alimentadores de galletas pueden detectar automáticamente los carriles vacíos sin la intervención del operario e ‘informar’ a otros depósitos para que extraigan las galletas que faltan y completar el paquete según su receta. Como resultado, se evitan los tiempos de inactividad y los productores obtienen productos con una calidad considerablemente mayor sin que se desperdicien materiales ni productos.
 
Simplificación de la tarea de los operarios
Ofrecer flexibilidad no es suficiente. Si la transición implica mucho tiempo, los productores de galletas pueden optar por una línea para cada estilo. Muchos clientes de Bosch perciben las transiciones como el eslabón más débil del proceso de producción y se ven obligados a atenerse a una única configuración de paquetes para sus galletas.
Una práctica recomendada y cada vez más establecida consiste en ofrecer transiciones sencillas sin herramientas incluso para operaciones como el recuento de pilas de galletas. Para seguir reduciendo los errores de los operarios y aumentar el tiempo de actividad, las nuevas tecnologías, como el nuevo Sistema de envasado de galletas con formato apilado de Bosch, ofrecen sólidos cambios de formato fiables en 3D. La ventaja de poder cambiar la configuración de los paquetes, así como su tamaño y la cantidad de galletas que se incluye en cada paquete, consiste en que la puesta en marcha de las promociones es ahora más fácil que nunca.
 
Diseñado para mejorar la flexibilidad
Si es productor de galletas y lanza un paquete promocional, si desea sorprender a sus clientes con nuevos estilos de embalaje, o si quiere ahorrar en costes para satisfacer sus retos económicos, la clave está en la flexibilidad. Aquel tiempo en el que había un solo producto por línea ya es cosa del pasado. Las tecnologías modernas ofrecen un método inteligente y fácil de usar que garantiza la continua producción de galletas teniendo en consideración las futuras necesidades del mercado.
 
Referencias:
(1) http://www.mintel.com/global-food-and-drink-trends
(2) http://blog.euromonitor.com/2016/06/smaller-is-better-as-global-packaging-growth-is-shaped-by-variation-in-pack-sizes.html
(3) http://www.euromonitor.com/packaged-food-quarterly-statement-q1-2017/report
(4) http://blog.euromonitor.com/2016/06/smaller-is-better-as-global-packaging-growth-is-shaped-by-variation-in-pack-sizes.html
 
Acerca del autor
Kelly Meer, que lleva más de 32 años trabajando en distintos cargos en Bosch PackagingTechnology, combina un profundo conocimiento del mundo del embalaje con sus conocimientos en ingeniería. Se convirtió en especialista en el área de llenado y sellado de formato horizontal (HFFS) tras trabajar en Estados Unidos, en Suiza y en Tailandia. En su puesto actual como jefe de productos, es responsable del desarrollo de soluciones de embalaje de productos de Bosch PackagingTechnology Inc. en New Richmond, Estados Unidos.